Una criatura que no se puede matar