Pensaban que eran Dulces pero los hizo correr al Hospital.

Como toda madre y padre saben por experiencia, tienen que estar constantemente vigilantes de todo lo que sus pequeños se llevan a la boca. Incluso si hablamos de comida o de dulces.

Pero como estos padres de Suqian, China aprendieron el año pasado, en ocasiones los padres que más están pendientes de sus hijos son los que accidentalmente los ponen en peligro.

En Febrero, la madre habría ido a un supermercado cerca de su vecindario y compro lo que ella pensó que eran dulces para su hija de 3 años, conocida por su sobrenombre, Xin.

Más tarde ese día, comenzó a hacer algunas labores, dejando a su esposo para darle los “Dulces” a la pequeña. Xin comió alrededor de 280 piezas antes de que su mamá decidiera probar uno.

¡Sorpresa!

Cuando mordió el objeto duro y extraño de goma, inmediatamente lo escupió y corrió con su hija al Hospital de Cuidados Maternales y Pediatricos Huai´an.

Después de todo, las pequeñas esferas de colores no eran dulces.

Realmente eran Esferas de Goma que absorben el agua que usualmente se utilizan en jarrones de decoración.

Estas son comúnmente conocidas como “Shui Baobao” o “Water Babies”: Bebes de Agua, en chino.

Gracias a la rápida acción de sus padres luego de darse cuenta que habían cometido un error, los doctores de Xin fueron capaces de colocarle un medicamento que la ayudara a extraer las esferas. También le restringieron la ingesta de agua para evitar que se expandieran.

Demasiados Dulces

Durante las siguientes 24 horas, aproximadamente 300 esferas salieron de su cuerpo.

Mientras la familia tuvo suerte, parece algo irresponsable alimentar a tus hijos con tantas piezas de dulce, incluso si estás bajo la impresión de que son comestibles.

Esperamos que los padres sean más cautelosos sobre lo que le den a su hija de ahora en adelante.

 

Fuente: Viralnova