Mujer gasta más de $25K solo para parecerse a una Barbie.

Muchas personas hacen hasta lo imposible para lograr ciertos looks, incluyendo entrenar todos los días y comer la comida más saludable que pueden. Esta mujer sin embargo, ha arriesgado su vida para obtener lo que ella cree es el cuerpo perfecto. El cuerpo de una Barbie.

Amante de Las Cirugías

A los 21 años de edad, Amanda Ahola, proveniente de Jyväskylä – Finlandia, ha pasado por múltiples procedimientos estéticos incluyendo cirugías de nariz, aumento de labios, inyecciones de Botox, y tres cirugías de aumento de senos por separado, el último de ellos casi acaba con su vida.

Ha gastado más de $25.000 en su misión por parecer una muñeca Barbie, pero incluso después de su más reciente cirugía que le causó un aneurisma e inflamación del cerebro, ella dice que aún no ha terminado.

“Mi ambición número 1 es lucir plástica, tan plástica como pueda. Me refiero a que, Barbie está muy cerca de la perfección y yo quiero estar tan cerca de ser perfecta como sea posible” indicó Ahola.               “Cuando la gente me llama Falsa o Barbie, me hace realmente feliz”.

Ahola exclamó que incluso cuando era más joven tuvo esa misma visión de sí misma de esa manera y comenzó a hacer planes desde los 16 años de cómo cambiaría su apariencia en el futuro.

Su primera cirugía fue un aumento de senos a los 18 años de edad. Desde entonces, ella ha pagado la mayoría de sus cirugías por si misma trabajando largas horas y ahorrando dinero, a pesar de que la última fue pagada por un hombre al que llama su “Sugar Daddy”.

Su familia ha sido bastante comprensiva y la ha apoyado en la mayor parte, incluso después de su experiencia cercana a la muerte. Sin embargo, es algo preocupante (y probablemente una indicación de algún problema mental) que ella siga estando tan dispuesta a proceder a una cirugía nuevamente teniendo en cuenta las consecuencias.

“El tamaño de los últimos implantes son de 1200cs, y honestamente quiero que ir más allá, quiero que sean más grandes” dijo Ahola. “No importa lo grande que vaya, nunca será suficiente para mi”

Concordamos con la idea de que Ahola debería comenzar a visitar un psiquiatra. Desafortunadamente sus padres dijeron que es su decisión y que ellos no podían forzarla a hacer nada. Esperamos que su búsqueda por la “Perfección” no acabe en tragedia.

 

Fuente: Viralnova