¿Conocias Ésta Isla que Parece una Huella Dactilar?

Hablamos de Baljenac (o Bavljenac), una pequeña isla situada frente a la costa dálmata, al sur de Croacia y que forma parte del archipiélago de Šibenik.

Una Isla Muy Particular

Si la observamos desde el aire, nos recordará a una huella dactilar gigante.

¿Por qué motivo? La isla presenta hasta 23 kilómetros de muros que ocupan su terreno de una forma muy particular, de ahí que se conozca como la isla de los muros de piedra.

La historia cuenta que durante los siglos XVI y XVII, en pleno proceso de conquista otomana, Baljenac sirvió de refugio a los cristianos.

Con mucha dedicación y paciencia, levantaron un entramado de muros cuyo objetivo era servir de escudo o protección.

El dibujo final del entramado de muros quedaría acabado en el siglo XIX pero, en este caso, debido a un motivo menos beligerante: la agricultura.

Los habitantes de Kaprije decidieron acabar los muros, piedra a piedra, igual que sus predecesores,

Sin la ayuda de cemento ni mortero alguno, y así preservar y separar los cultivos.

Hasta que llegaron a los 23 kilómetros de zona amurallada.

De ahí que la isla parezca inquietantemente similar a una huella gigante vista desde arriba.

Los muros bajos en toda la isla dan la apariencia de pequeñas crestas de huellas dactilares.

Incluso la forma ovalada de Baljenac se suma a la comparación de un dedo.

Cuenta con 0,14 km cuadrados de superficie y una longitud de costa de 1.431 metros.

La singular huella gigante podría estar incluida en la lista del Patrimonio Cultural de la UNESCO.

 

Fuente: Muy Interesante