Iglesia Evangélica en EE. UU. Secuestraba y Manipulaba Niños.

 

Para cualquier persona normal, la palabra de Fe en Spindale, Carolina del Norte puede parecer similar a cualquier otra Iglesia evangélica. Pero según algunos ex – Feligreses, realizan horribles actos de abuso.

Fundada en 1979 por Jane Whaley y su esposo, Sam, el grupo creció rápidamente de solo algunas personas a 750 miembros viviendo dentro o cerca de un complejo de 35 acres, con más de 2.000 franquicias en Brasil, Ghana Escocia, Suecia y otros países. Al principio, los ex – miembros recuerdan a Whaley como una figura materna quien los ayudo a través de sus problemas personales. Pero con el paso de los años, se creó una reputación de líder controladora y abusiva quien no solo permitía, sino que era participe y exhortaba a infligir violencia sobre sus feligreses.

Este mismo año, la Asociación de Prensa (Associated Press “AP”) reporto el funcionamiento interno de la iglesia luego de entrevistar a 43 ex – miembros. Estas personas revelaron que, los integrantes de esta iglesia evangélica, incluyendo niños o jóvenes eran regularmente atacados con gritos, golpes, ahorcamiento, lanzados al piso e incluso lanzados contra las paredes en las sesiones más “Agresivas” las cuales apuntaban a “Vencer a sus demonios” y “Purificar” a todos sus miembros.

La iglesia podría ser mejor descrita como un “Culto”, aun mas con su Líder Totalitaria de 77 años de edad Jane Whaley. Los miembros no pueden hacer prácticamente nada sin su aprobación, incluyendo ir a la universidad e incluso hasta buscar ayuda médica. También tienen prohibido o están privados de actividades como celebrar cumpleaños o cualquier fiesta, leer periódicos y ver películas o la televisión.

Muchas familias han perdido a sus hijos con esta iglesia evangélica, reportando que miembros de ahí han utilizado su autoridad, poder e influencia para tomar niños en casos de custodia o de niños adoptados y pretenden cuidar de ellos, para luego mantenerlos alejados de sus padres. Algunos incluso se han puesto en rebeldía en contra de sus propias Madres y Padres luego de la amplia manipulación a la que son sometidos para luego ser adoptados por las familias de la iglesia.

“AP” ha reportado también que algunos menores han sido apartados de las casas de sus familias y colocados en las casas de los ministros. Algunos han sido golpeados y han sido sometidos a las “Sesiones Agresivas”. Otros no han podido ver a sus familias en años.

Todo esto ya es completamente terrible, pero “El Mundo de Fe y Compañerismo” como es su nombre traducido del inglés, es culpable de otro crimen. En julio “AP” revelo información incluso más sorprendente sobre esta iglesia evangélica. 2 de sus franquicias en Brasil eran utilizadas para poseer un flujo continuo de trabajadores que llegaban al complejo de 35 acres.

Los feligreses brasileños eran llamados hacia la iglesia evangélica de Carolina del Norte, donde algunos declararon que su dinero y sus pasaportes eran confiscados por los líderes de la iglesia.

Una vez ahí, eran obligados a trabajar por poco y a veces por nada de recompensa, en ocasiones por 15 horas al día. Los hombres eran puestos a trabajar en construcciones, mientras que las mujeres se convierten en niñeras.

Aquellos que alguna vez han compartido su historia de haber sido utilizado como esclavo, eventualmente huyeron de esta iglesia evangélica del terror.

A pesar de que algunos miembros individuales de la iglesia están esperando ser juzgados después de ser acusados con cargos de secuestro y asalto,  “El Mundo de Fe y Compañerismo” aún sigue vivo y funcionando hoy en día. A pesar de numerosas investigaciones, la iglesia nunca ha tenido una consecuencia legal seria debido a que lamentablemente, los feligreses son llamados a mentir y a persuadir a las autoridades bajo las órdenes de Whaley.

 

Fuente: Viralnova