Luego de comer su camino por el sofá, este husky terminó en una situación algo apretada

Cuando este adorable husky tenía hambre y sin tener a la vista a su dueño, este cachorro llevo las cosas a sus propias patas.

Puede que digas que estaba hambriento, mientras que el perro pagó sus frustraciones con un mueble. Luego de romperlo por dentro en millones de pedazos pequeños, el decidó cavar un poco más. Mordió todo el relleno hasta que se atascó en una situación bastante tramposa.

El pobre perrito ni siquiera puede ver a su dueño a los ojos!

Esperemos que haya aprendido la lección!

 

 

Fuente: Viralnova.com