Extraña Tradición en Madagascar Podría Esparcir la Peste Negra

En clase de historia probablemente pasaste una buena parte del tiempo estudiando el brote de la Peste Negra a través de Europa en la Edad Media.

Y con nuestras cadenas de noticias cubriendo acusaciones, reformas de impuestos, y las últimas noticias de las Kardashians, es posible que no te dieras cuenta del hecho de que ese mismo virus que mató a más del 60% de Europa y Asia del Este en el siglo 14 ha renacido completamente a través de Madagascar.

Mientras que el país de Madagascar experimente unos pocos casos diagnosticados como Peste Negra cada año, ninguno de ellos ha sido tan ampliamente esparcido o tan mortal como la mas reciente epidemia. Con casos reportados de la Peste Negra desde Agosto, esta nueva epidemia ha infectado a alrededor de 1.100 personas y ha matado a 124. Lo que separa este brote en particular de los demás años es que casi el 67% de los casos son considerados neumónicos, la cual es la forma más peligrosa de la Peste, mientras es transmitida de persona a persona y no de algún tipo de roedor a una persona.

Pero en vez de tomar medidas de precaución para prevenir el brote de esta plaga, se cree que una ceremonia tradicional de la gente de Madagascar está vinculada con el aumento del brote mortal.

Esta ceremonia es conocida como Famadihana, que involucra excavar y exhumar los cuerpos de los parientes muertos y bailar con ellos mientras son preparados para ser enterrados nuevamente.

El problema es que muchos de esos cuerpos están enterrados cerca de personas que murieron por la plaga. Es creído que incluso la gente que ha muerto a causa de la epidemia de la Peste Negra original, puedan seguir portando el virus, significando que cualquiera que entre en contacto con un cuerpo, puede ponerse en riesgo de infectarse y de esparcir el virus a todos a su alrededor.

De acuerdo con el jefe de sanidad de Madagascar, Willy Randiamarotia, si una persona muere de una plaga neumónica, es enterrado en una tumba que posteriormente es abierta para la Famadihana, la bacteria todavía puede ser transmitida y contaminar a cualquiera que manipule el cuerpo.

Mientras los oficiales del gobierno han prohibido la tradición desde que comenzó el primer brote, se cree ampliamente que muchos han continuado realizándola sin importar las consecuencias mortales.

La organización Mundial de La Salud, ha establecido que los que sufran de esta plaga desarrollan una fiebre fuerte y dificultades en los ganglios linfáticos. Mientras el virus sigue avanzando se desarrollan también Pústulas.

Mientras el Brote en Madagascar pudiese ser severo, es muy poco probable que un evento como este pudiese suceder en Los Estados Unidos. En años recientes sólo han habido unos cuantos casos reportados e incluso la mayoría de esos casos ni siquiera se probaron ser mortales.

Fuente: Viralnova