La Evidencia de Este Caso Fue una Hamburguesa A Medio Comer

En Todos los juicios criminales, la evidencia es crucial y determinante a la hora del veredicto.

La nieve caía en el municipio de Oshtemo, en el oeste de Michigan, el 8 de enero de 2015.

Cuando un vehículo salió del estacionamiento del Old National Bank.

Poco después, el auto giró bruscamente y se atoró en un ventisquero.

Dos hombres salieron de él e intentaron empujarlo hacia la calle. Después de unos minutos, tuvieron éxito y se alejaron.

Así es como un testigo, un maestro jubilado, describió los hechos a la policía local, luego de ver el automóvil alejarse del banco.

Mientras el hombre describía la ruta del vehículo, los investigadores descubrieron el sitio del accidente.

Encontraron también la primera y única evidencia de ADN que vinculaba a uno de los pasajeros del vehículo con una serie de robos a bancos en el oeste de Michigan que habían ocurrido en el transcurso de dos años.

Evidencia Reveladora

Allí, en el lugar del accidente marcado en la nieve, estaba una hamburguesa con queso de Wendy’s a medio comer.

La cual cayó cuando los dos hombres luchaban por desenterrar su vehículo.

Entre mayo de 2014 y enero de 2015, Dominick Johnson y su medio hermano Nathan Benson robaron bancos a punta de pistola en Galesburg, Comstock Township y Oshtemo Township.

Benson era el asaltante; Johnson, el conductor. Asimismo estuvieron relacionados con otros robos bancarios fallidos en la región.

Poco tiempo después, determinaron que el ADN de Johnson estaba en la hamburguesa con queso.

Actualmente ambos cumplen sentencias por los robos: 72 años para Johnson y 14 años para Benson.

La sentencia de Benson se redujo por ayudar a los fiscales y testificar en contra de su medio hermano en la corte.

En el caso, la evidencia de ADN extraída de la comida jugó un papel importante.

No sólo era la única evidencia sólida, sino que también ayudó a demostrar más allá de toda duda razonable al jurado que Johnson fue uno de los perpetradores.

También hubo testimonios de testigos, incluyendo el de Benson, e información de celulares.

El fiscal federal Patrick A. Miles Jr., quien ayudó a procesar el caso, describió la evidencia de ADN como “muy convincente para un jurado”.

El caso de Johnson es uno de los pocos desde 2015 en que la evidencia de ADN recuperada de los alimentos jugó un papel importante en la obtención de un veredicto de culpabilidad.

 

Fuente: Munchies / Vice