Esto si que es ser un cabeza dura

Kerim Ahmetspahic es un taekwondista bosnio que con 16 años es capaz de romper 111 ladrillos en 30 segundos, utilizando únicamente su cabeza.

Lo hace sin mucha dificultad, se vale de una voltereta para conseguir coger impulso y romper bloques de seis ladrillos. Rompiendo 111 ladrillos ha conseguido batir su propio récord. Una hazaña que ya ha triunfado en las redes sociales.

 

 

Fuente: Planetacurioso.com