Cerraba la iglesia cuando encontró una cesta de ropa y escuchó llantos proviniendo de ella

Cuando el protector de la catedral de San Pablo, Nathan Leonhardt, comenzó a cerrar luego de la misa nocturna, se encontró con una cesta llena de ropa detrás de la puerta de una de las escaleras.

Mientras continuaba cerrando el lugar, su mente seguía pensando en la misteriosa cesta. Cuando decidió revisarla una vez más, escucho unos pequeños y llantos provenientes de la pila de ropa. Cavando dentro de la cesta, Leonhardt descubrió que envuelto en ella había un bebé recién nacido. Fue abandonado con su cordón umbilical amarrado con un clip de carpetas.

Luego de notificar al sacerdote del descubrimiento, el par llamó a la policía. El sacerdote lo bautizó y llamó al pequeño infante Nathan John en honor a Leonhardt, quien es el responsable de salvarle la vida.

Observa el vídeo para enterarte más acerca de como este hombre se transformo en un total héroe:

Fuente:Viralnova.com