8 Comidas que Podrian No Existir en el Futuro

Mientras muchas personas están convencidas de que el cambio climático tanto actualmente como en el Futuro no es real, ya hemos visto efectos devastadores gracias al Huracán Harvey y al Huracán Irma.

Muchos científicos sostienen que si no fuese por estos efectos (niveles del mar aumentando, océanos más calientes), estas tormentas no hubiesen sido tan intensas y destructivas. Sin embargo eso ha sido solo un ejemplo de lo que le hacen a nuestro planeta el calentamiento global, los patrones climáticos cambiantes y las temperaturas extremas.

La comida es necesaria para nuestra supervivencia. Las condiciones climáticas y de temperatura ideales son críticas a la hora de cosechar la producción. Cuando nuestro clima cambia y nuestra temperatura aumenta, afecta tanto nuestra comida como nuestra sustentabilidad. Es por eso que estas 8 comidas populares tal vez no sean tan fáciles de hallar en el futuro:

Altas temperaturas en regiones productoras de vino producen uvas con más azúcar y menos ácido, añadiendo al menos 1% o 2% de alcohol en la botella. Esto no necesariamente se ve negativo, pero la cosecha temprana debido a esas temperaturas les da un límite de tiempo para que se encojan en donde cosechar las frutas de los viñedos, afecta la calidad, los tiempos de cosecha, y la habilidad de ciertas regiones de producir algunos de los vinos que más amamos.

 

El Maple necesita las temperaturas heladas del invierno para producir SAP requerido para hacer el Sirope de maple, así que las temperaturas elevadas están comenzando a afectar las áreas en donde estos árboles pueden florecer, incluyendo Pensilvania. La Agencia Federal declaró que “si bien los árboles de maple no necesariamente se esfumen del paisaje, pueden haber algunos árboles que se encuentren más estresados, reduciendo a la larga la capacidad de disponibilidad de Sirope de Maple”

El cambio climático puede causar la acidificación de los océanos contribuyendo a elevar los niveles del CO2 en el océano. Esto cambia las condiciones que las criaturas de mar necesitan para sobrevivir y como resultado, amenaza directamente a algunas especies de la comida marina.

Altas Temperaturas y el suministro de cascadas y riachuelos, han hecho mucho más difícil para los árboles de cacao, producir la misma cantidad de semillas de cacao, el ingrediente crudo del chocolate. Una baja disposición de chocolate y altas demandas significa que sería mucho más caro y menos disponible de adquirir en el futuro.

Las semillas de cereza necesitan exponerse al frío para germinar, significando que las altas temperaturas hacen difícil el proceso de polinizar y crecer. Las semillas son sembradas en otoño y las crías comienzan a emerger en primavera, así que los inviernos calientes significan menos producción de la fruta.

Como todas las otras comidas antes mencionadas, los granos están siendo afectados por las altas temperaturas, particularmente en lo que respecta al florecimiento, producción de la semilla, y el arado de campo. Muchas tormentas e inundaciones pueden destruir los campos también.

El Óxido del café o la roya, es un hongo que ha estado devastando las granjas de café alterando su fotosíntesis, causando que las hojas se caigan lo cual detiene el crecimiento de los granos de café. Las altas temperaturas causadas por el cambio climático permite que el hongo prospere a altas distancias, afectando la producción de café en regiones como Latinoamérica.

Como reporta The Guardian, un incremento en la temperatura global de solo 1.8% Fahrenheit, puede reducir la tasa de crecimiento del maíz un 7%. una caída en la producción de maíz. Una caída en la producción también significa menos carne e incluso mayor precio por eso, debido a que el maíz de EE.UU. alimenta al ganado.

Tal vez sería buena idea abastecerse de comida desde ahora y disfrutarla mientras podamos. Quién sabe si en el futuro seremos capaces de comprarlas o incluso de conseguirlas.

 

Fuente: Viralnova